martes, 17 de mayo de 2016

Salchichas de Avena


Hoy les traigo una receta que seguramente va a gustar a muchos, primero porque es una forma divertida de comer alimentos saludables como la avena y la remolacha (betabel, betarraga), segundo porque es más fácil de preparar que una empanada y tercero porque puede mantenerse en la nevera y combinarse de muchas formas a la hora de servir; cabe destacar que también es una alternativa para los vegetarianos y una fiesta para los niños. 

Ingredientes:
200 gr avena en hojuelas
1 cucharada de sabroseador para carnes
1 cucharada de ajo en polvo
Sal al gusto
1/2 cucharadita de nuez moscada
200 gr de remolacha (betabel, betarraga) cocida
1/2 taza de agua
Para EmbutirPapel film y pabilo







Pulverizamos la avena en la licuadora, y agregamos los ingredientes secos, mezclamos bien para integrarlos.

Aparte procesamos la remolacha con el agua y agregamos a la mezcla anterior, removemos hasta que toda la avena se hidrate y tome una consistencia firme; mientras más firme es la mezcla mejor será la textura de las salchichas, así que no hay que excederse de agua; rectificamos el punto de sal y ajustamos de ser necesario. Cubrimos con un paño y dejamos reposar unos 20 minutos para que los sabores se integren.


Ya reposada la mezcla procedemos a armar nuestras salchichas, extendemos el papel film y depositamos dos cucharadas de la mezcla, la extendemos más o menos el tamaño deseado y procedemos a enrollar y torcer los extremos dándole forma de caramelo, atamos los extremos, bien con el mismo papel film o con un trocito de pabilo. 

Con las cantidades indicadas salieron nueve salchichas de aproximadamente 50 gr cada una, puede hacerlas más delgadas o chiquitas como de cóctel. Bien ahora vamos a llevarlas a cocción, lo haremos al vapor, si tiene una vaporera proceda como de costumbre, si no tiene, puede improvisar con un colador resistente al fuego lo coloca sobre una olla con agua hirviendo y coloca las salchichas bien tapadas para que aprovechen todo el vapor, 30 minutos de cocción son suficiente. En mi caso lo improviso con un sartén eléctrico al que le coloco una rejilla, como se aprecia en la fotografía.

Pasados los 30 minutos habrán cambiado de color, dependiendo de la remolacha podemos obtener salchichas muy rojas o ligeramente con color de carne, es importante dejarlas enfriar y refrigerar por lo menos 12 horas antes de servir.


Pasado el tiempo de refrigeración, se pueden freír, o llevar a la parrilla, nunca en agua ni al vapor ya que pierden consistencia; pueden degustarse de la forma tradicional con pan, salsa, repollo y papitas; puede sofreírlas en ruedas y añadirlas al perico para rellenar arepas; ponerlas en la pizza o sencillamente servirlas con salsa rosada; se amoldan perfectamente a cualquier platillo y su sabor y textura nos dejan bien representados. Espero que lo intenten y me cuenten sus experiencias. Hasta la próxima!!!