domingo, 26 de junio de 2016

Leche de Soya



 En otra oportunidad les compartí cómo hacer el café de soya, hoy les traigo su compañera, la leche de soya, una bebida de agradable sabor y que tiene incontables usos en la cocina, y uno de los más populares es cuando se acompaña con café.

Ingredientes:
Frijol de soya
Agua
Vainilla (opcional)
Azúcar (opcional)
Envases de vidrio o plástico resistente al calor.


Preparación:
La noche anterior escogemos la soya y la lavamos bien, la dejamos en un recipiente con suficiente agua toda la noche (12 horas aproximadamente). 



Al día siguiente eliminamos el agua del remojo y la enjuagamos nuevamente 




La colocamos en una olla (que no sea de aluminio) preferiblemente de acero inoxidable o cerámica, con agua suficiente para cubrirla y llevamos al fuego.



Contamos 15 minutos a partir del momento que comience a hervir.



Finalizado el tiempo retiramos, colamos y enjuagamos nuevamente con agua fría y dejamos escurrir en un colador.

Ahora vamos a procesar la soya, llevamos a la licuadora: por cada taza de frijol de soya, agregamos dos tazas y media de agua; si se quiere una leche más concentrada disminuimos la cantidad de agua. 


Luego de procesar bien toda la soya procedemos a la colada, En mi experiencia la forma más sencilla de colar la soya es a través de varios coladores, es importante que sean muy finos, los filtros permanentes para café funcionan muy bien, y finalmente un lienzo. 


Si no se tienen los coladores, se hará en el lienzo de tela directamente, apretando bien para separar el líquido de los sólidos.

Estos sólidos que quedan no se desperdician, se les conoce con el nombre de okara y debemos guardarlos, tienen muchos usos, entre ellos: perico, hamburguesas, milanesas, galletas, panes y tortas, ya les comentaré luego algunas recetas para aprovecharlo.


Es importante guardar la okara en la nevera, si no se va a utilizar en los próximos tres días, es mejor congelar, así puede durar varios meses

Bien, continuemos con nuestra leche de soya, finalizada la colada llevamos al fuego la leche, siempre recordando que no debe usarse aluminio, en cambio puede ser acero inoxidable o cerámica, también sirve para este fin la olla de presión (expres) sin la tapa. En este momento procedemos a añadir la vainilla y el azúcar a gusto, también puede ser canela en astilla. Particularmente no le agrego nada hasta el momento que la voy a consumir, pero es a gusto de cada quien.




A partir del momento que hierva contamos de 10 a 15 minutos que es más o menos el tiempo en el que desaparecerá la espuma, removemos de vez en cuando.



Cuando la espuma desaparezca, apagamos, tapamos y dejamos reposar unos minutos.



Es importante tener preparados los envases ya limpios y esterilizados, es bueno envasar la leche aún caliente. Una vez fría refrigeramos, puede durar hasta cinco (05) días en la nevera, todo depende de las condiciones de refrigeración. Puede calentarse para acompañar el café, se puede mezclar con avena, chocolate, frutas; sirve para hacer salsa bechamel y cualquier receta fría o caliente que lleve leche. Espero que se animen a preparar esta receta y me comenten como les fue. Hasta la próxima!!!